CONTACTO

Rafael Medina- lavidasentida@gmail.com- 601 26 43 46 (whatsapp)
Guardar

domingo, 7 de octubre de 2012

La Danza de la Vida: Ser caminando.


Ser caminando. Caminar siendo. Un pie se alza, el peso se desplaza al pie que se apoya en la tierra, la tierra que nos sostiene, la cadera bascula, la columna serpentea, los brazos se balancean. Un pie que se apoya, primero el talón, después el resto, el otro se alza, las caderas basculan, la columna serpentea, los brazos balancean, los hombros relajados, la cabeza erguida, la mirada puesta en el horizonte, serena. Respiro, siento mi cuerpo, soy andando, siento la tierra bajo mis pies, respiro este aire, respiro esta luz, respiro esta hermosura de ramas agitadas y este susurro del viento entre las hojas. Soy.

A dónde voy cuando camino con prisa. Qué me llama. Qué me saca de este caminar tranquilo, de este ser caminando, de esta preciosa forma de ser, de ser camino. Caminante eres camino, te haces camino al andar. Un paso y después otro. Eso es todo. Una atención que se renueva a cada segundo. Un instante tras otro. A dónde quiero llegar. Dónde me llevan mis pasos. Cuando estoy aquí parecen que van solos, a dónde quieran, y no me importa, confío. Cuando voy con prisas parece que fuera yo quien los obligo a ir, a ese sitio tan importante, ese lugar que no puede esperar, tan urgente, y parece que los oigo refunfuñar fastidiados, agobiados del calzado, del suelo duro y de la bulla.

Me detengo. Flexiono ligeramente las rodillas, las santas rodillas que tanto aguantan, tanto baqueteo, fuertes. Siento los pies, siento las plantas en el suelo, los pies que oscilan, basculan, micro-movimientos de reajuste constante, siempre buscando el equilibrio. Los pies aman el suelo, igual que la cabeza ama el cielo y siempre lo busca, y entre las plantas de unos y la calva que corona la otra, soy en movimiento. Percibo el movimiento en la quietud. Este afán de los pies por sostenerme, este movimiento ondulante de la respiración. También me hago respiración al respirar, y observo sin moverme que nada está quieto y, sin embargo, aquí, parado, encuentro espacio, silencio, quietud.

Un pie se alza, asciende y describe una curva de amor para besar la tierra y volver al alzarse. Caminar. Pisar, Besar. Ser. Ser caminando.

BIODANZA
Conciencia y Armonía a través del Movimiento.
Todos los jueves de 20.15 a 22.00












Publicar un comentario